Tromso, qué ver en 2 días.

Tromso, qué ver en 2 días.

Tromsø es la puerta de entrada a la Laponia noruega.

Miles de turistas acuden a esta increíble tierra durante todo el año, pero especialmente entre los meses de octubre y abril. ¿Por qué? Por ver las Auroras Boreales, principalmente.

Pero al llegar se encuentran conque este lugar encierra mucho más: bosques nevados, playas cubiertas de nieve, fiordos de película, museos apasionantes…

Os voy a hacer una rápida aproximación a lo que se puede ver y hacer en 2 días en la ciudad de Tromsø y en los alrededores de la misma a los que se puede llegar simplemente a pie.

– Playa de Telegrafbukta:

En el extremo suroeste de la pequeña isla donde se encuentra Tromsø podemos encontrar esta pequeña playa con unas vistas espectaculares. En verano se llena de lugareños pero durante el invierno podemos ver una estampa preciosa de la playa nevada con el bello fondo de las montañas de Kvaloya, otra isla cercana.

Telegrafbukta

– Valle de Tromsdalen

Hay un pequeño y asequible trekking por el valle al sur de la ciudad, el Tromsdalen (que significa “valle de Tromsø” en noruego). Este nombre lo recibe el barrio que se encuentra en esta zona, así como el valle de unos 5 km de longitud. Un agradable paseo por zona boscosa con pequeñas montañas alrededor.

Tromsdalen

– Museo Universitario de Tromsø:

Muy cerca de la playa de Telegrafbukta se encuentra este museo, poco vistoso desde el exterior pero muy interesante en su contenido, pues podemos aprender sobre la cultura Sami, los pobladores originarios de Laponia. También hay una parte de dicada a la aurora boreal, su explicación y las diferentes teorías que tuvo el ser humano ante este espectáculo de la naturaleza. También hay una parte dedicada a la fauna y flora árticas así como de explicaciones sobre la evolución humana.

A parte, hay una proyección, en una sala con pantalla de cine, sobre la historia de la Aurora Boreal, de media hora de duración, totalmente recomendable.

– Museo Polaria:

Se trata del museo/acuario de la ciudad. Con un diseño bastante moderno, en él vamos a encontrar una exposición muy interactiva de la fauna que podemos encontrar en estas latitudes así como un acuario donde observar a tres especies de focas (a mi, personalmente no me gustan mucho los espacios donde se tienen a los animales confinados, aunque se les cuide bien… Pero son preferencias personales, claro).
A parte, hay una proyección a 5 pantallas sobre el archipiélago de Svalbard, el lugar poblado más al norte de la tierra, que se extiende entre los paralelos 75 y 82) que es muy, muy recomendable.

Polaria

– Catedral de Tromsø:

Esta pequeña construcción, que más parece una iglesia, es la única catedral de Noruega construida en madera. Data del año 1861 y se localiza en el centro de la ciudad en una agradable plaza donde, si el tiempo y la nieve lo permiten, disfrutar del ambiente sentado en uno de sus bancos.

catedral de Tromso

– Museo Polar:

Este es el museo de los exploradores. En este interesante museo podremos aprender sobre exploradores como Roald Amundsen, el primer hombre en llegar al Polo Sur y el primero en sobrevolar (haciéndoloen dirigible) el Polo Norte o Fridtjof Nansen, quien ostentó durante varios años el record de ser el hombre que más se había acercado en expedición al Polo.
Se pueden ver los distintas máquinas (aviones, dirigibles) que fueron utilizados para los distintos intentos de conquista del punto más Norte de la Tierra, así como las cabañas de los los habitantes de las elevadísimas latitudes en las tierras de Svalbard.

Museo polar

 

– Catedral del Ártico:

Esta construcción es, en realidad, una iglesia. Tiene una interesante construcción triangular como queriendo asemejar la forma de la aurora boreal en su baile.

catedral del ártico

 

-Biblioteca de Tromsø:

Destaca, sobre todo, por su curiosa forma arquitectónica, cuatro pilares de cemento que acaban formando el techo con sus cuatro caras totalmente acristaladas.

Biblioteca tromso

 

– Callejear la ciudad, sin más.

La ciudad es pequeña y se recorre en poco tiempo, pero aun así es agradable dar un breve paseo por las zonas del puerto, desde donde hay una vista bastante buena del enorme puente que une la isla al continente y la catedral del ártico.

_DSC0955

Como veis, Tromso, pese a su tamaño y su condición de “ciudad de entrada”  para ver la Laponia, encierra varias atracciones dignas de ser vividas. A parte, Tromso es el único lugar, junto a Oslo, del que parten los aviones en dirección al lejano archipiélago de Svalbard, el lugar habitado más al norte del mundo...

Pero eso os lo contaré en otra aventura. 

Un Viaje Creativo

Fisioterapeuta a ratos, fotógrafo a tirones, viajero a rabiar, patinador por momentosy escritor en sueños. Pero sobre todo, sobre todo, mente inquieta creativa.

Latest posts by Un Viaje Creativo (see all)

¿Te gusta viajar?

Suscríbete a nuestra web y recibe los mejores consejos de viajes.

Fantástico, gracias por suscribirte.



  1. Viajes por el mundo
    Viajes por el mundo 11 abril, 2016, 18:20

    Qué envidia! y Cuántas ganas de ir!

    Responde este comentario
    • Un Viaje Creativo
      Un Viaje Creativo Author 11 abril, 2016, 23:53

      Jeje, la verdad es que fue de esas cosas que me fijé como objetivo prioritario nada más pisar el suelo de Madrid al volver de la aventura asiática.

      Un abrazote, Luis!

      Responde este comentario

Déjanos un comentario

<

TE GUSTA VIAJAR, LO SABEMOS

Recibe los mejores consejos y trucos de viajes en tu email.
¡Suscríbete ahora!

You have Successfully Subscribed!

¡GRACIAS POR COMENTAR!

¿Te gustaría recibir más artículos como éste?
Pon tu email y te los enviamos.

You have Successfully Subscribed!