Svalbard, el extremo del planeta

Svalbard, el extremo del planeta

El archipiélago de Svalbard es uno de esos lugares que suponen un hito para todo viajero.

Este conjunto de islas, pertenecientes al reino de Noruega, tienen el honor de ser el lugar poblado más al norte del planeta.

Svalbard

¿Cómo llegar a Svalbard?

Para llegar a Svalbard hay, básicamente, una opción: avión (en barco no hay transportes regulares… quizá indagando, los más aventureros descubran algún barco de mercancías).
Los vuelos salen desde las ciudades de Tromsø y Oslo y hay dos compañias que gestionan el vuelo: SAS y Norwegian (SAS, que es más cara, es la única que vuela desde Tromsø). La ciudad de llegada es la única ciudad que existe en Svalbard, Longyearbyen, de apenas 2000 habitantes.

Localización Svalbard

¿Qué hacer en Svalbard?

Dependiendo de la época en la que se viaje, las actividades varían mucho:

  • En invierno se pueden hacer actividades relacionadas con la nieve, como esquí de travesía, expediciones en raquetas, escalada en hielo, espeleología en cueva de hielo, expediciones en moto de nieve…
  • En verano se pude disfrutar ya del agua y la tierra Las actividades con kayak, trekking, acampadas de varios días, expediciones en barco bordeando la costa son las que destacan en este tiempo.

La mejor época para ir a Svalbard depende de qué es lo que busques:

En invierno el frío es uno de los factores principales (aunque no es un lugar impracticable, gracias a la corriente del Golfo las temperaturas se mantienen en temperaturas bajo cero pero mucho más soportables que en otros lugares a la misma latitud, estando en torno a los -10º C de media).
El otro factor que sucede durante el invierno es la oscuridad. En Svalbard hay más de 3 meses de noche permamente, por lo que limita bastante las actividades.

Por contra, esa noche permamente permite disfrutar con total claridad de uno de los espectáculos más bestiales de la naturaleza, la Aurora Boreal.

Aurora Boreal

En verano la temperatura permite mucha más actividad, pero eso sí, nos encontramos con el sol permamente, otros 3 meses de luz permanente y, por tanto, la imposibilidad de ver la Aurora Boreal.

Para mí, la mejor época es de mediados de febrero a mediados de abril, cuando aun hay nieve, pero las temperaturas se hacen más suaves y la noche y el día están equilibrados (de hecho la temporada alta es del 1 de marzo hasta mediados de abril).

Actividades en Svalbard

Las actividades que yo realicé fueron del tipo invernal: raquetas de nieve, excursión en moto de nieve y descenso a cueva de hielo.

Ojo, aquí es donde todo se dispara a nivel gasto, ya que se necesita siempre un guía armado para salir de Longyearbyen debido a uno de los riesgos de la isla: los osos polares.

Estos se encuentran más en la zona noreste de la isla pero eso no quita la posibilidad de que puedan pasearse por las inmediaciones.

Por ello, debido a la especialidad del servicio contratado y a que en Longyearbyen no hay muchas más actividades que realizar, el gasto en actividades es algo con lo que se debe contar.

Naturaleza de Svalbard

Hay varias empresas con la que poder contratar estas actividades. Yo lo hice con Svalbard Wildlife (no hay mucha diferencia de precio entre unas y otras).
Para haceros una idea, la excursión con raquetas son unos 90 euros y la excursión de 100 km a la costa este con moto de nieve unos 300 euros (y es de lo que más me alegro de haber realizado, pues  es la única forma de adentrarse en la tierra salvaje)

Alojamientos en Svalbard

Como ya he mencionado, en Svalbard hay una sola ciudad como tal, Longyearbyen (hay un par de asentamientos más pero son muy pequeños), pero debido a que ahora la isla vive básicamente del turismo, hay bastantes opciones de alojamiento, desde hoteles hasta hostels. Eso sí, a precio noruego, o sea caro.

Yo, como viajero low cost, busqué la forma más económica (no encontré de airbnb ni couchsurfing cuando fui, pero eso es muy variable, yo siempre recomiendo mirar por si a caso) y esa fue el Gjesthuset 102, un antiguo edificio donde se alojaban los mineros que trabajaban aquí (Longyearbyen era un asentamiento minero). Su precio más barato es en torno a los 35-40 euros la habitación compartida de 4 personas.

Datos de interés:

Svalbard, al ser Noruega, es un lugar caro, el alojamiento como acabo de mencionaros, es considerablemente más caro que en otros lugares de Europa.

Para comer, en un restaurante, un menú básico puede salir en torno a los 20 euros (mínimo). En Longyearbyen hay un supermecado en el que sí se puede conseguir comida a un precio más económico (no tanto como en otros países, pero sí que permite que el gasto no se dispare tantísimo.

En la isla, cerca de Longyearbyen se encuentra la “Bóveda del Fin del Mundo”, un silo a prueba de catástrofes que contiene todas las semillas que existen en el planeta, por si ocurriese una tragedia planetaria (cosa que los humanos tendemos a provocar bastante, por cierto).

En la ciudad de Longyearbyen hay un par de museos, entre ellos el interesantes museo de la naturaleza del ártico y un par de galerías de arte. A parte, a modo de monumentos, los restos de las estructuras mineras que se usaban en el pasado siguen conservándose en pie (las minas en la ladera, los postes en los que iban las vagonetas y la planta de procesado). También se encuentra la iglesia más boreal del planeta.

(Para más información sobre Svalbard, podéis leerla en este otro lado)

 En definitiva, Svalbard puede parecer un lugar extraño para visitar, por el frío, los osos polares y el precio, pero sin duda, sus paisajes y la sensación de estar en el lugar más al norte del mundo que podrán pisar tus pies, son una razón más que suficiente para aventurarse durante unos días por la isla polar. 

Un Viaje Creativo

Fisioterapeuta a ratos, fotógrafo a tirones, viajero a rabiar, patinador por momentosy escritor en sueños. Pero sobre todo, sobre todo, mente inquieta creativa.

Latest posts by Un Viaje Creativo (see all)

¿Te gusta viajar?

Suscríbete a nuestra web y recibe los mejores consejos de viajes.

Fantástico, gracias por suscribirte.

Un Viaje Creativo

Un Viaje Creativo

Fisioterapeuta a ratos, fotógrafo a tirones, viajero a rabiar, patinador por momentos y escritor en sueños. Pero sobre todo, sobre todo, mente inquieta creativa.



También te Interesaría

  1. Viajes por el Mundo
    Viajes por el Mundo 3 julio, 2016, 19:52

    La verdad que viendo estos paisajes dan muchas ganas de ir!!!

    Responde este comentario

Déjanos un comentario

<

TE GUSTA VIAJAR, LO SABEMOS

Recibe los mejores consejos y trucos de viajes en tu email.
¡Suscríbete ahora!

You have Successfully Subscribed!

¡GRACIAS POR COMENTAR!

¿Te gustaría recibir más artículos como éste?
Pon tu email y te los enviamos.

You have Successfully Subscribed!