Portugal de norte a sur, 7 rincones increíbles

by La Cosmopolilla | 12 octubre, 2017 10:00 am

Soy una enamorada de Portugal: cuanto más lo visito, ¡más me gusta! Sus ciudades monumentales donde resuena un fado en las callejas, de cuestas y tranvías, fachadas de azulejos donde se refleja la luz del sol, emblemáticos monumentos con cientos de años… Sus pueblos de pescadores azotados por el Atlántico con acantilados de vértigos, allí donde la tierra se acaba… Paisajes de interior rurales y desconocidos. Ah, ¡y la gastronomía! El mejor bacalao del mundo lo he comido en Portugal, donde dicen que existen nada menos que 365 formas de cocinarlo ¡me gustan todas! Hoy recorro mis rincones preferidos de Portugal de norte a sur, 7 rincones favoritos donde parar… ¡Y quedarse!

Lisboa, mirador de Santa Lucía

Oporto, buen vino en la ribera del Duero.

El barrio de los estudiantes coronado por la Torre de los Clérigos, su espectacular Sé, subir por las escaleras de la librería más bonita de Europa (Lello and Irmao), pasear por la ribera entre chillidos de gaviotas o asomarse al majestuoso Duero desde el puente de Dom Luis. Así llegaremos a Gaia, donde se hace el famoso vino de Oporto y, desde sus bodegas, obtendremos la postal más bonita de Oporto al atardecer… ¡Hay tantas cosas que hacer en Oporto[1]!

Oporto, Portugal de norte a sur

Oporto, Portugal de norte a sur

Aveiro, “la Venecia portuguesa”.

En la región Centro, a 55 km al norte de Coímbra se sitúa esta pequeña ciudad atravesada por canales en los que se reflejan las fachadas de señoriales mansiones. En la Praça do Peixe y el viejo barrio de Beira Mar se disfruta de su ambiente auténtico de lo que fue un pueblo de pescadores, con callejones de animadas tabernas en las que degustar delicioso polvo y bacalao.

Aveiro

Aveiro

Cabo da Roca, el fin del mundo.

El punto más occidental de la Europa continental mira a la lejana América desde uno de los lugares más ventosos y desolados del mundo: el Cabo da Roca. Un abrupto acantilado salpicado de islotes donde el océano salvaje se tiñe de naranja en cada atardecer. Un cuadro de belleza indómita.

Cabo da Roca

Cabo da Roca

Portugal de norte a sur: Sintra, ciudad de palacios.

La Quinta do Regadeira, una fantasía romántica con pozos iniciáticos, pasadizos, grutas, estatuas de dioses grecorromanos y fuentes por las que trasladarse a otro mundo. El castillo de los Moros, con vistas al valle desde un cerro de rocas. El Palacio Nacional de Sintra con sus enormes y blancas chimeneas. Y, en lo más alto del bosque, la joya de la corona: el Palacio da Pena.

Palacio da Pena

Palacio da Pena

Lisboa, la ciudad de las Siete Colinas.

En la punta de la “nariz” de Portugal se funde el impresionante Tajo con las aguas del océano. Vigila desde la costa la Torre de Belem la entrada a la capital del país, una de las más pintorescas de Europa. Lisboa[2] tiene alma, una personalidad propia que conquista con su irregular trazado de miradores y tejados rojos, cuestas imposibles en las que se impone la obligación de subir en elevador… El castillo de San Jorge, el museo del Azulejo, el barrio de los Descubridores donde reposa Vasco de Gama en su tumba de mármol en el monasterio de los Jerónimos… Sin duda una semana no es suficiente para conocer todas las maravillas y secretos que alberga entre sus muros la vieja Lisboa.

La Sé, catedral de Lisboa

La Sé, catedral de Lisboa

Vila Nova de Mil Fontes, la Ruta Vicentina.

El sur de Portugal es recorrido por la Ruta Vicentina[3], dos senderos que atraviesan la desconocida y bella región del Aletenjo hasta el Cabo de San Vicente, en el Algarve, por pueblos perdidos de interior y otros de la costa por el conocido como Trillho dos Pescadores. Uno de ellos es Vila Nova de Mil Fontes, de coquetas calles, iglesias, fortalezas… A las que acaricia el río Mira en una playa ancha y dorada donde empieza el mar.

Vila Nova de Milfontes

Vila Nova de Milfontes

Portugal de norte a sur: Cacela Velha, un paraíso llamado Algarve.

Lo más al sur de Portugal, rozando con Andalucía, son esos pueblos del Algarve blancos y azules. Fuseta, Olaho, Cacela Velha pasan mucho más desapercibidos que la turística Faro. Rodeados de bosques, el mejor plan de verano es alquilar un bote y alcanzar las islas desiertas que pueblan la ría de Formosa, un autentico paraíso de sol y tranquilidad.

Ría Formosa, Cacela Velha

Ría Formosa, Cacela Velha. Portugal de norte a sur

Descubre más rutas por Portugal[4].

Endnotes:
  1. cosas que hacer en Oporto: https://lacosmopolilla.com/10-cosas-que-hacer-en-oporto/
  2. Lisboa: https://lacosmopolilla.com/que-hacer-en-lisboa/
  3. Ruta Vicentina: https://lacosmopolilla.com/ruta-vicentina-alentejo-portugal/
  4. Portugal: http://tublogdeviajes.org/6-escapadas-por-el-norte-de-portugal/

¿Te gusta viajar?

Suscríbete a nuestra web y recibe los mejores consejos de viajes.

Fantástico, gracias por suscribirte.

Source URL: http://tublogdeviajes.org/portugal-de-norte-a-sur-7-rincones-increibles/