Mongolia, por las estepas de un Imperio

Mongolia, por las estepas de un Imperio

¿Te imaginas todo un país con un millón y medio de kilómetros cuadrados de prados, montañas, bosques, desierto… Completamente vírgenes?

Mongolia es el país con menor densidad de población del mundo: de sus 2,8 millones de habitantes la mayoría habitan en Ulán Bator, su capital. Aunque aún quedan tribus de nómadas y semi nómadas que recorren las estepas con sus manadas de caballos, trotando libres al viento. Sin duda todo un lugar para descubrir, ya que aún el turismo de masas no lo ha invadido, conservando intacta su pureza.

Mongolia

Mongolia

 

¿Cómo llegar a Mongolia? 

Yo lo hice desde Rusia, por la ruta del legendario Transmongoliano. Otra opción es volar vía Pekín, ya que desde la capital China hay frecuentes vuelos con compañías como Air China. Es importante que contactes con el consulado ya que durante 2015 los ciudadanos europeos hemos estado exentos de sacarlo, pero parece que en 2016 vuelve a ser necesario: Consulado de Mongolia.

Transmongoliano

El Transmongoliano, tren que une Rusia con Pekín

Datos para “sobrevivir” nada más llegar.

La moneda es el turgrik, una de las más devaluadas del mundo: un euro aproximadamente equivale a dos mil turgrik. ¿Preparado para ser “millonario”?

La gente es extremadamente amable por lo que no tengas miedo de preguntar y pedir que te ayuden y te indiquen: aunque no hablen mucho inglés estarán encantados.

Para moverse el transporte público es prácticamente inexistente: lo mejor es que contrates excursiones o un vehículo una vez allí, te ahorras mucho. Yo lo hice en el propio alojamiento (hostel UB).

¿Qué hacer en Mongolia? Experiencias que no te puedes perder:

1 – Plaza Sükhbaatar y Gandantegchinlin, Ulán Bator.

La capital mongola es de poco atractivo turístico, con grandes contrastes entre los rascacielos de cristal ultramodernos y los decadentes de la época soviética. Pero merece la pena dar una vuelta por su corazón, Sükhbaatar, su gran plaza presidida por el gran emperador de los mongoles: Gengis Kan. En las proximidades se encuentra el Monasterio de Gandantegchinlin, con su buda de 26 metros recubierto de oro.

SAM_1622

2 – Estatua ecuestre de Gengis Kan.

Con 250 toneladas de acero la estatua ecuestre más grande del mundo domina las estepas de Mongolia, junto al río Tuul, donde cuenta la leyenda que el emperador encontró el látigo con el que unificó a todos los ejércitos y formó así el gran imperio Mongol. Se puede ascender por el interior de la estatua hasta la cabeza del caballo. En la base, un ilustrativo museo que nos acerca a la Historia de Mongolia.

Estatua de Gengis Kan

Estatua de Gengis Kan

3 –  El Parque Nacional de Gorkhi – Terelj.

Una reserva natural a poca distancia de la capital, a 1.600 metros de altitud y con unos paisajes de postal entre macizos de rocas de granito, bosques y praderas, caballos, vacas, cabras y yaks. En él conviven varias tribus nómadas y una comunidad de monjes tibetanos en el Centro Budista de Ariyabal, un auténtico paraíso de paz.

Centro budista del Terelj

Centro budista del Terelj

 

4 – Dormir en una yurta.

Para sentirse como un mongol es necesario pasar la noche en el interior de un ger o yurta, las viviendas típicas de los nómadas. No te preocupes, el olor de caca de vaca que desprenden sus paredes es un aislante perfecto del frío  y al rato no se percibe nada… Por la noche al calor de la hoguera sólo oirás el viento y los animales noctámbulos.

Yurta en el Terelj

Yo dormí en esta yurta en el Terelj

5 – Contemplar las dunas doradas del Desierto de Gobi.

Las dunas de arena separan China de Mongolia en uno de los más grandes e inhóspitos desiertos del mundo. A pesar de su desolación, como parte de la Ruta de la Seda y el Imperio Mongol tuvo una importancia tremenda. ¿Quién se anima a cruzarlo a lomos de un camello?

Tierras Insólitas 8http://www.tierrasinsolitas.com/2011/08/mongolia-i-parte/)

Tierras Insólitas: Mongolia I parte.

6 – Sabor a Mongolia.

Desayunar un té amargo y una sopa batan, un caldo blanquecino a base de carne. Almorzar unos nutritivos noodles, fideos de arroz, con un poco de verdura o carne. Para cenar unas contundentes buuz, especie de albóndigas cocinadas al vapor. La comida en las estepas carece de lujos y sin embargo es una experiencia culinaria que hay que probar.

SAM_1619

Sopa Batan para desayunar

¿Qué te ha parecido? Hasta ahora, nada menos que cuatro miembros de Tu Blog de Viajes hemos hecho el Transmongoliano de Moscú a Pekín, con parada en Mongolia. ¡Y ha sido una experiencia increíble!. ¿Te animas?

La cosmopolilla.

 

La Cosmopolilla

La Vida es el Arte de lo Imposible.
Licenciada en Comunicación, trabajo en Márketing.
Andaluza. Viajera. Cinéfila. Afán por vivir, disfrutar del momento, descubrir, reinvertarme y nunca, nunca, dejar de soñar.

Latest posts by La Cosmopolilla (see all)

¿Te gusta viajar?

Suscríbete a nuestra web y recibe los mejores consejos de viajes.

Fantástico, gracias por suscribirte.



  1. Flavia Around The World
    Flavia Around The World 30 Diciembre, 2015, 22:18

    cada vez me llama más Mongolia, no sé si será por el desierto, por el desconocimiento, pero presiente que puede ser un destino próximo. Este post solo hace que darme más ganas de ir 🙂 Lo tendré en cuenta si al final me aventuro

    Un saludo,

    Flavia

    Responde este comentario
  2. Tierras Insólitas
    Tierras Insólitas 30 Marzo, 2016, 00:43

    Anda!!!!!!! No había visto nuestra foto de los camellos, jajajajaja. Pero que guapos 😉

    Responde este comentario

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.
Los campos marcados son requeridos*

TE GUSTA VIAJAR, LO SABEMOS

Recibe los mejores consejos y trucos de viajes en tu email.
¡Suscríbete ahora!

You have Successfully Subscribed!

¡GRACIAS POR COMENTAR!

¿Te gustaría recibir más artículos como éste?
Pon tu email y te los enviamos.

You have Successfully Subscribed!