Kutna Hora, una visita desde Praga.

by Maruxaina Y su Mochila | 12 septiembre, 2017 9:40 pm

Praga es una de las capitales europeas más visitadas, llena de vida y de arte en sus calles. Conocida por su puente de Carlos, el castillo o su reloj astronómico, para muchos es considerada la ciudad más bella del mundo. A nosotros reconozco que nos agobió un poquillo cuando la visitamos, así que le robamos algunos días para conocer lugares cercanos. En una de esas excursiones nos acercamos a Kutna Hora, una población a menos de una hora en tren que tenía muchas ganas de conocer.
Situada en la Bohemia central, todo su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995 y durante mucho tiempo se la conoció como “la caja de tesoro del país” ya que su riqueza contribuyó a la de toda la República Checa.


El motivo principal de mi interés era el osario de Sedlec, una capilla decorada totalmente de huesos humanos. Había leído sobre su historia y me parecía un lugar curioso, aunque reconozco que impresiona menos de lo que parece en las fotos. Frantisek Rint era el carpintero de la familia Scharzenberg y tras la peste negra le encargaron ocuparse de los huesos y redecorar el interior del templo. Más de 40 millones entre cráneos, mandíbulas, rótulas y demás partes del esqueleto se reparten por el pequeño espacio, en forma de lámpara, de escudo familiar o como parte de las barandillas.


Kutna compitió en riqueza con Praga siglos atrás y eso se nota en sus bonitos edificios pero sobre todo en su impresionante catedral. Santa Bárbara es algo increíble en un pueblo que no es demasiado grande. Tardó mucho en construirse ya que se financió con las minas de plata cercanas, de ahí que esté dedicada a Santa Bárbara, la patrona de los mineros. Su techo lleno de escudos aristocráticos, los retablos y vidrieras o sus jardines exteriores son algunos de sus atractivos[1].

Por el Camino Real, que conducía a Praga, nos alejamos del centro, pero antes Kutna Hora aún tenía otra sorpresa.Otra catedral, la de la Asunción, es el edificio catedralicio más antiguo de Europa Central y también se le conoce como el Templo de la Luz ( con toda la razón porque los rayos del sol iluminan toda la nave). Como curiosidad allí nos enteremos de quién era San Félix, ya que en este lugar están sus reliquias, conocido por dormir sobre una tabla y viajar descalzo.


Una excursión perfecta para un día en la que nos alejamos del bullicio de la capital checa para pasear por un encantador pueblo que sin dudarlo os recomiendo.

Endnotes:
  1. algunos de sus atractivos: http://maruxainaysumochila.com/kutna-hora-checa-dia/

¿Te gusta viajar?

Suscríbete a nuestra web y recibe los mejores consejos de viajes.

Fantástico, gracias por suscribirte.

Source URL: http://tublogdeviajes.org/kutna-hora-una-visita-desde-praga/