Erice, un pueblo de Sicilia con encanto

Erice, un pueblo de Sicilia con encanto

Soy de los que en ocasiones se mueve por instinto viajero irracional. La forma en que noté una necesidad abismal por conocer parte de la zona de la que hoy hablo tiene su historia. Hace algo más de un año, no recuerdo cómo y porqué vi una película de las que se puede catalogar de autor o si prefieres de línea independiente. El título rezaba un nombre un tanto curioso “Palermo shooting” o lo que es lo mismo, “Disparando Palermo”. Te invito a ver la cinta y comprobar que es bastante misteriosa y en nada tiene que ver con las armas.

Cuando me di cuenta tenía mi reserva para un hostal en la ciudad más poblada de Sicilia y la quinta en toda la nación transalpina. Pero antes quería pasar por otros lugares en el oeste de la isla, y tras varios clics en mi ordenador llegué a un recorrido de pocos días que me satisfacía. Los puntos marcados en el mapa antes de poner los pies en la gran urbe siciliana eran Trapani y Erice. Es de éste segundo del que voy a centrarme en el artículo de hoy.

20140213_093608

Si te resulta atractiva la mayor isla de todo el Mediterráneo, espero que así lo sea, te conviene saber que las comunicaciones por tierra, mar y aire son bastante buenas. Son cuatro los aeropuertos internacionales que están repartidos por la ínsula: Catania, Palermo, Trapani y Comiso. En cada uno de ellos operan aerolíneas de bajo coste ofreciendo un amplio número de rutas.

ERICE

Es un pueblo con sabor especial y a escasa distancia en autobús desde la localidad de Trapani, famosa ésta entre otras cosas por el importante patrimonio arquitectónico de carácter religioso y estilo barroco, así como uno de sus platos más presentes en la gastronomía local, el delicioso cous cous de pescado.

A mí no me quedó más opción que cubrir los aproximadamente 50 minutos de recorrido en bus. Por entonces, había trabajos de mantenimiento en el teleférico, otro de los medios que sirven para conectar ambos sitios. Por lo que tengo entendido, en los días despejados merece mucho la pena utilizar este transporte debido a las grandes vistas que hacia la ciudad, la costa e incluso las islas Egadas se llegan a obtener. Otro de los factores a tener en consideración es el trayecto, siempre más directo por esta vía de la cabina colgante.

Llegar a ese punto elevado, a unos 750 metros sobre el nivel del mar y bastante distantes de lo que representa el majestuoso volcán Etna, fue como aterrizar sobre otro planeta, o mejor dicho, como empezar a vivir un sueño en el que únicamente yo estaba presente.

20140212_152356

Fue pasar de las calles transitadas por un gran número de personas, sobre todo grupos de estudiantes, en un día bastante luminoso y de temperatura muy agradable para ser pleno febrero, a un pueblo fantasma envuelto en una densa niebla. Un cambio brusco, un tránsito mágico en menos de una hora. Fue una sensación algo así como de transporte en el tiempo.

20140212_153646

El censo de Erice si nos fiamos de los datos que nos proporciona Wikipedia es una cifra de casi 30 mil habitantes. Aún me pregunto dónde estarían en esa tarde invernal porque apenas me crucé con alguien en las horas en las que estuve paseando por la villa. Puede que sea una especie de segunda residencia en verano, la verdad es que no lo sé.

No sólo el castillo o las vistas desde el llamado Barrio Español merecen ser destacados; para ser justos habría que no parar de decir piropos hacia Erice y la totalidad de su conjunto.

20140212_155052

Me enamoré de sus callejuelas serpenteantes, armonía de las construcciones, el bello empedrado…..y todo ello en medio de un escenario silencioso, tan sólo perturbado por el sonido de alguna campana o de un lejano ladrido de un perro.

El Barrio Español goza de una fabulosa panorámica hacia la costa. Es de esos marcos donde uno encuentra la paz consigo mismo mientras observa atónito la grandeza que nos deparan ciertos lugares en el mundo, de los cuales meses antes e incluso horas no se tenía constancia.

20140212_163214

Desde allí hasta la plaza principal del pueblo tuve un montón de buenas sensaciones conmigo mismo y mis ánimos por no parar de viajar. Aquella villa me confirmaba que el planeta está repleto de valiosos tesoros, pero como tales han de ser descubiertos. Evidentemente, Erice como tantos otros pueblecitos con encanto ofrecen caras diferentes con poca gente (en este caso nula presencia humana) respecto a aquella estampa donde la muchedumbre abarrota cada esquina.

20140212_172942

No olvides llevar el chubasquero en época otoñal e invernal y no te guíes por el clima que hace allí abajo. Su ubicación sobre el monte tiene una repercusión meteorológica, y uno de esos elementos, la niebla es algo que la hace muy especial.

20140212_154153

Antes de despedirme de Erice y alcanzar el punto donde se encontraba la parada de autobús, pasé por la explanada de la Iglesia Madre. Un buen sitio donde recopilar mentalmente la sucesión de imágenes que aquel fantasmagórico y precioso pueblo me había regalado.

Si te apetece conocer otro lugar encantador de Sicilia, donde se festeja El Hombre vivo, te invito a leer mi artículo “Alegría en Scicli”.

Autor: La maleta bien hecha

La Maleta Bien Hecha
Sígueme

La Maleta Bien Hecha

Recomendaciones y mucho más a cargo de un fanático en los viajes
La Maleta Bien Hecha
Sígueme

Latest posts by La Maleta Bien Hecha (see all)

¿Te gusta viajar?

Suscríbete a nuestra web y recibe los mejores consejos de viajes.

Fantástico, gracias por suscribirte.



Sé el primero en dejar un comentario You can be first to comment this post!

Déjanos un comentario

<

TE GUSTA VIAJAR, LO SABEMOS

Recibe los mejores consejos y trucos de viajes en tu email.
¡Suscríbete ahora!

You have Successfully Subscribed!

¡GRACIAS POR COMENTAR!

¿Te gustaría recibir más artículos como éste?
Pon tu email y te los enviamos.

You have Successfully Subscribed!