¡Costa Rica es pura vida!

¡Costa Rica es pura vida!

¿Puede un pequeño país de apenas 51 mil kilómetros (ocupa el puesto 129) contener el 7% de la biodiversidad del mundo? ¿En 200 kilómetros de ancho ser bañadas sus costas por dos océanos? 

Fuente: www.caminotravel.com

Fuente: www.caminotravel.com

Si añadimos que es el país más seguro de Latinoamérica, no tiene ejército, está prohibida la caza deportiva, considerándose como “el país más verde del mundo” por el FNE. Además, su sistema de salud se sitúa dentro de los cinco mejores del mundo y, ojo al dato, ocupa el primer puesto en el Índice del Planeta Feliz.

¿Es o no es un paraíso?

Si con todo esto aún no os he convencido, os invito a un recorrido por varios rincones imprescindibles de Costa Rica. El edén para los amantes de la naturaleza y la ecología, para aquellos que creemos que la Madre Tierra es nuestra casa y, los animales, nuestros hermanos a los que hay que cuidar y respetar:

Costa Rica

Costa Rica

1 – Tortuguero, el santuario de las tortugas verdes.

Tres horas en barco por canales en los que te intimidan el brillo de los ojos amarillos de los caimanes. Vías de agua bordeadas de selva, desde la que se agitan entre las ramas los monos aulladores. Ese es el camino para llegar a Tortuguero, pueblo sin asfalto ni alumbrado, a orillas de un Caribe furioso en el que está prohibido el baño.

Tortuguero

Tortuguero

Se hace de noche y empieza el espectáculo: es hora de bajar a la playa y espiar en silencio el desove de las tortugas verdes. Majestuosas, salen de las olas y arrastran su cuerpo de dos metros de diámetro tierra adentro, hasta hallar el lugar adecuado en la arena, en la que excavar un hoyo y depositar su futura descendencia.

Fuente: fotonatura.org

Fuente: fotonatura.org

2 – Puerto Viejo, donde las ranas rojas cantan.

Seguimos en el Caribe, pero en una costa mucho más apacible y amable: aquí si toca darse un baño, regodearse en estas playas de ensueño, de aguas cristalinas y palmeras como en esa postal que siempre soñamos…

Playa Manzanillo

Playa Manzanillo

Después, una incursión al Parque Nacional de Cahuita, entre monos, mariposas gigantes de colores, mapaches masticando cangrejos azules. Cuidado al pisar la hierba mojada: está cuajada de ranas coloradas que al caer el sol entonan su melódica sinfonía.

Ranita de Puerto Viejo

Ranita de Puerto Viejo

3 – Volcán Arenal y un baño en la Fortuna.

Nos alejamos de la costa para visitar un gigante dormido, que en otros tiempos rugía escupiendo fuego y lava. Pero dicen que sólo es eso, un tiempo de reposo… Bajo su montaña la omnipresente vegetación oculta una cascada de agua fresca y bellísima, enmarcada en un cuadro de flores por las que revolotean un ejército de colibríes.

Catarata la Fortuna

Catarata la Fortuna

4 – Volcán Tenorio y el hipnótico color del río Celeste.

Dicen que cuando Dios pintó el cielo lavó su pincel en las aguas de río Celeste. Nos encontramos al norte del país, en una zona de bosque tropical nuboso. El verde oscuro y la humedad son los súbditos de este reino que rinden pleitesía a otro coloso en sueños: el volcán Tenorio. Son sus silíceos y filtraciones las que dan este color de brocha celestial a este río.

Río Celeste

Río Celeste

5 – El Parque Nacional de Corcovado, bosque primario.

Al sur y al borde del Pacífico nos trasladamos hasta una de las selvas de árboles más antiguos de los que habitan hoy el planeta. La península de Osa es selva virgen en la que con cuidado y un guía, podemos penetrar hasta sus profundidades, en busca de las huellas del jaguar o el ocelote, tapires o armadillos, tucanes o papagayos, cuatro clases de primates (tití, cara-blanca, aulladores y monos-araña)… También tarántulas y serpientes, e incluso una lucha a muerte entre tiburones y caimanes, cuando sube la marea, en la ancha desembocadura del río Sirena… ¡Os prometo que es real y no un documental de la televisión!

Sobrevolando Corcovado

Sobrevolando Corcovado

¿Te ha gustado? Pues Costa Rica es mucho más… Un poco de surf en Tamarindo, playas de catálogo en Manuel Antonio, el desove de las tortugas baulas, las más grandes del mundo, en Playa Grande, un paseo por las nubes en Monteverde… ¡Costa Rica es PURA VIDA! 

 

Playa Hermosa, el Pacífico

Playa Hermosa, el Pacífico

Artículo escrito por la cosmopolilla (lacosmopolilla.com)

La Cosmopolilla

La Vida es el Arte de lo Imposible.
Licenciada en Comunicación, trabajo en Márketing.
Andaluza. Viajera. Cinéfila. Afán por vivir, disfrutar del momento, descubrir, reinvertarme y nunca, nunca, dejar de soñar.

¿Te gusta viajar?

Suscríbete a nuestra web y recibe los mejores consejos de viajes.

Fantástico, gracias por suscribirte.



  1. Que bonito es viajar
    Que bonito es viajar 9 abril, 2015, 22:38

    Estuvimos este verano y nos encantó, fuimos en Septiembre y pudimos ver el desove de las tortugas, fue muy emocionante. De los sitios que mencionas me gustó especialmente Rio Celeste. Saludos viajeros.

    Responde este comentario
    • La Cosmopolilla
      La Cosmopolilla Author 15 abril, 2015, 09:06

      A mí también, río Celeste es muy especial, no te lo esperas ese color tan turquesa y precioso. Además de que como está lejos hasta allí llega poquita gente así que mejor aún. Un saludo

      Responde este comentario
  2. Blog de viajes Bueno Bonito Barato
    Blog de viajes Bueno Bonito Barato 11 abril, 2015, 19:59

    Impresionante la cantidad de recursos naturales que esconde Costa Rica, a mí me enamoro

    Responde este comentario

Déjanos un comentario

<

TE GUSTA VIAJAR, LO SABEMOS

Recibe los mejores consejos y trucos de viajes en tu email.
¡Suscríbete ahora!

You have Successfully Subscribed!

¡GRACIAS POR COMENTAR!

¿Te gustaría recibir más artículos como éste?
Pon tu email y te los enviamos.

You have Successfully Subscribed!