Charleroi, gris y fotográfica

Charleroi, gris y fotográfica

Son bastantes ocasiones en las que he tenido que aguantar largas y soporíferas horas en aeropuertos de escala. Aunque la verdad es que siempre que ha sido posible me he escapado un rato a la ciudad y así llevar la espera de una forma mucho más amena. Fueron los casos de Helsinki, Bérgamo, Praga, etc.

Charleroi es una de las bases principales de Ryanair y donde operan otras aerolíneas como Wizzair, Pegasus, Thomas Cook y Jet Air. En reiteradas veces éste ha sido el punto de conexión que irremediablemente me aguardaba en viajes con destino final a localidades tan desconocidas como apasionantes.

airport-691047_1280

En una de las últimas, en las que si mal no recuerdo, tenía entre 7 y 8 horas de diferencia entre el tiempo de llegada de mi primer avión y de salida en el siguiente vuelo, eso sí siendo el tránsito en una franja horaria diurna, aproveché para acercarme a la vecina villa belga.

Te preguntarás porqué no me decidí a dar una vuelta por Bruselas. La respuesta es muy sencilla, aún estando a no demasiados kilómetros de la capital, el precio del autobús entre ida y vuelta era desproporcionado.

Además, no creo que sea suficiente margen como para ver una población de tales características. El día que quiera visitar la gran metrópolis en Bélgica lo haré a propósito, organizando previamente una escapada de un par de jornadas y así acercarme al Atomium, pasear tranquilamente por la Grand Place, hacer una fotografía al icono más reconocido internacionalmente (Manneken pis), sentarme con toda la parsimonia del mundo a degustar los típicos mejillones con patatas fritas de la zona y acompañarlos de una maravillosa cerveza Chimay, Grimbergen, Kwak, Tripel Karmeliet o cualquier otra nacional, poniendo la guinda con un buen trozo de chocolate marca de la casa.

manneken-pis-299074_1280

Charleroi está a 15 minutos en autobús público desde el aeropuerto que lleva su nombre, también conocido como Bruselas Sur, y representa una gran oportunidad para los amantes de la fotografía. Es allí donde se ubica el mayor museo del arte fotográfico en toda Europa, con más de 2.000 metros cuadrados de exposición y más de 80 mil obras.

Desde la estación central donde te deja el bus, hay que tomar otro (números 70, 71 ó 170) y en apenas 10 minutos estarás allí. Un antiguo convento neogótico de la orden de los Carmelitas reconvertido en galería de excepción y abierto al público desde 1987.

20131001_120049

Por el equipaje no te preocupes, si llevas tan sólo una pequeña maleta de cabina, podrás dejarla en las taquillas espaciosas de este museo.

El precio de la entrada de adulto es de €7, €5 para los mayores de 65 años, €4 los estudiantes y gratuito para los menores de 12 años. Con el pase tienes acceso a las distintas salas, patio del recinto conventual y el jardín. En cada uno de estos espacios hay una amplia variedad de imágenes, donde destacan las de Auguste Belloc, Platt Babitt, Edward Weston, etc.

20131001_100753

Sin ser un entendido en la materia, lo que sí es cierto es que me atrae mucho ese mundillo y me pareció un planazo llegar hasta esta antigua residencia de monjes, comprobando la variedad y calidad de los trabajos allí expuestos. La fuerza en lo que transmitían, tan reales como la vida misma, y la grandeza de los paneles ubicados en el jardín de este bonito escenario me parecen motivos suficientes como para acercarse hasta allí.

20131001_104650

 

A la salida me fijé en el reloj y aún me quedaban 3 horas para el embarque. Se planteaba la típica pregunta: “¿Y ahora qué?” Por lo que había leído en internet el municipio ofrecía muy poco.

La realidad me mostró una ciudad gris en plena región de Valonia, decadente, bastante solitaria y poco agraciada en lo que a patrimonio histórico artístico se refiere. Las calles del centro estaban invadidas de molestas obras y los restaurantes y comercios de la zona transmitían una postal bastante triste. Charleroi es un lugar donde los zumbidos de un pasado industrial glorioso ya apenas se llega a lograr sentir.

Una pizza que no estaba mal para matar el hambre y camino a la cercana terminal.

20131001_114702

 

Aprovechando que 2015 es el gran año para otra localidad belga, te invito a que leas el artículo que recientemente publiqué en mi blog. Mons, capital europea de la cultura.

Autor: La maleta bien hecha

La Maleta Bien Hecha
Sígueme

La Maleta Bien Hecha

Recomendaciones y mucho más a cargo de un fanático en los viajes
La Maleta Bien Hecha
Sígueme

Latest posts by La Maleta Bien Hecha (see all)

¿Te gusta viajar?

Suscríbete a nuestra web y recibe los mejores consejos de viajes.

Fantástico, gracias por suscribirte.



Sé el primero en dejar un comentario You can be first to comment this post!

Déjanos un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.
Los campos marcados son requeridos*

TE GUSTA VIAJAR, LO SABEMOS

Recibe los mejores consejos y trucos de viajes en tu email.
¡Suscríbete ahora!

You have Successfully Subscribed!

¡GRACIAS POR COMENTAR!

¿Te gustaría recibir más artículos como éste?
Pon tu email y te los enviamos.

You have Successfully Subscribed!