Angkor Wat, una maravilla del planeta

Angkor Wat, una maravilla del planeta

Angkor Wat es una de las cosas más bestiales  construidas por el hombre que se pueden ver. Aunque no se encuentra entre las nuevas 7 maravillas del mundo, entre las que sí están el Machu Picchu, la gran muralla China,  Chichén  Itzá, o el Cristo de Corcovado, el Angkor Wat es, por méritos propios, una joya digna de estar en tan selecta lista.

Angkor Wat fue el epicentro del antiguo Imperio Jémer y sus templos fueron construidos entre los siglos IX y XIII dC. Se encuentra al norte de la ciudad de Siem Reap, la segunda ciudad más importante de Camboya.

¿Cómo llegar?

A Angkor Wat se puede llegar  por avión, hasta la propia Siem Reap o por tierra bien desde la capital de Camboya, Phnom Penh,   bien desde Bangkok, cruzando la frontera por tierra (esta opción es de las más utilizadas, pues los vuelos a Bangkok son sustancialmente más baratos que a la propia Camboya).

¿Qué es exactamente Angkor Wat?

Angkor Wat es el nombre concreto de uno de sus templos, el mejor conservado, pero se ha acabado denominando a toda el área arqueológica de esta misma forma. Angkor es una serie de templos diseminados a lo largo de varios kilómetros por la selva camboyana, en algunos de los cuales, la propia vegetación ha tomado posesión de lo construido por el hombre.

Angkor Wat

El área templaria se encuentra a unos 6 kilómetros al norte de Siem Reap.  Todo esto hace que su visita necesite un elemento fundamental: un medio de transporte.

¿Cómo moverse por Angkor Wat?

Para moverse por Angkor Wat hay varias formas:

  • Con vehículo propio, lo más sencillo es en bici, para lo cual hay una gran cantidad de oferta en la propia Siem Reap, y en muchos hoteles se da la opción incluída en el precio del alojamiento. Otra opción, para los más aventureros, podría ser un tuk tuk alquilado como ya hizo una  intrépida pareja por Sri Lanka. Coche con aire acondicionado es la opción más cara y cómoda y moto,  quizá, la opción con la que te mimetizarías más con los locales.
  • Con chófer, es decir, en tuk tuk, acordando una cifra con el conductor para recorrer la zona.
  • Caminando: para aquellos apasionados de las caminatas, esta puede ser otra opción, pero eso sí, hay que contar con varios días si se quiere ver todo lo que ofrece la zona.

Distribución de Angkor Wat

La visita se distribuye en dos recorridos: el circuito pequeño, señalado en rojo en el mapa y el circuito largo, señalado en verde. Para que os hagáis una idea, para ver TODO en bici a una velocidad moderada (deteniéndose un rato en cada templo pero sin explayarse mucho) se puede tardar como día y medio. 

En el circuito pequeño es el que tiene todos los templos más importantes (Ta Prom, Ta Keo, Bayon y Angkor Wat) por lo que para el que vaya con tiempo justo, esta podría ser una opción a ver tranquilamente en un día. Pero el circuito grande ofrece también unos templos espectaculares como es el Preah Khan o Ta Som. Yo siempre recomiendo dedicarle, al menos, un par de días. En cualquier caso, ambos pasan por la zona, por así decirlo principal, que es el complejo amurallado de Angkor Thom, que es donde se encuentra Bayon, el templo de las mil caras.

Precios

Los precios para entrar a Angkor Wat son los siguientes: 1 día: 20 dólares, 3 días: 40 dólares, 1 semana: 60 dólares. Lo más económico es, claramente, el de 3 días, porque te da tiempo a verlo todo por un precio más razonable que el de un día.

Y lo más importante… ¿qué hay?

Voy a poner de una forma no muy ordenada, imágenes de las cosas que se pueden encontrar en Angkor Wat, templos y no templos.

Templo de Angkor Wat: el principal, el glorioso, el mejor conservado.

Templo de Ta Prohm: el único que se ha dejado “tal cual”, invadido por la vegetación.

Templo de Bayon o de las mil caras: El templo que te observa te pongas donde te pongas.

Templo de Preah Khan: una de las joyas del recorrido largo, inmenso templo invadido por la vegetación.

_1090260

Lago en el que está el templo de la isla, Neak Pean

Templo de Ta Som: otro templo donde la vegetación se aúpa a la piedra.

Estos son unos pedazos minúsculos de cada templo y de todo lo que se puede ver. Caminar por el interior de cada uno es como sentirse en una película de Indiana Jones.

Por si a alguien le dan más ganas de investigar, hay una zona de templos más alejada, denominada el grupo de Roluos, que se puede alcanzar con vehículo desde Siem Reap yendo por la Carretera Nacional en dirección sur este.

En cualquier caso, hagas lo que hagas, Angkor Wat te sorprenderá y te dejará con esa sensación de: “una cosa menos que ver en la lista.”

Un Viaje Creativo

Fisioterapeuta a ratos, fotógrafo a tirones, viajero a rabiar, patinador por momentosy escritor en sueños. Pero sobre todo, sobre todo, mente inquieta creativa.

Latest posts by Un Viaje Creativo (see all)

¿Te gusta viajar?

Suscríbete a nuestra web y recibe los mejores consejos de viajes.

Fantástico, gracias por suscribirte.



Sé el primero en dejar un comentario You can be first to comment this post!

Déjanos un comentario

<

TE GUSTA VIAJAR, LO SABEMOS

Recibe los mejores consejos y trucos de viajes en tu email.
¡Suscríbete ahora!

You have Successfully Subscribed!

¡GRACIAS POR COMENTAR!

¿Te gustaría recibir más artículos como éste?
Pon tu email y te los enviamos.

You have Successfully Subscribed!